Si bien es cierto que lo material es secundario, contar con un seguro de auto puede ayudar a proteger tu patrimonio. Es decir, luego de la tormenta no siempre hay calma, pero puedes prevenirte para molestias posteriores.

Es importante actuar en las primeras 24 horas posteriores a lo sucedido. Por lo que tras conocer el estado de tus familiares, enfócate en realizar estos trámites. No pierdas tiempo, pues ello podría dar lugar a problemas para recibir la indemnización.

Pasos

1.- Ten a la mano tu póliza de seguro y certifica el tipo de cobertura que contrataste. Si es de cobertura amplia, no deberás tener mayor problema. Según el daño, la reparación podrá ser parcial o total.

2.- Llama a tu compañía de seguros y explica el siniestro, ésta te proporcionará un asegurador asignado al caso, el cual te atenderá como si se tratara de un percance.

3.- Evaluados los daños, si se trata de una pérdida total, deberás acreditar la propiedad del vehículo. Esto puede ser tan sencillo como entregar la carta factura, o solicitar a tu banco o institución financiera (crédito o arrendamiento) la liberación de la misma para ejecutar el pago. En caso de tratarse de reparación, se emitirá la orden para ingresar al taller o agencia.

Resultado de imagen para Terremoto

Por Andrés López