Las licencias para conducir se pueden suspender de manera temporal o cancelar de manera definitiva por distintos casos.

 

A continuación te presentamos los motivos por los que tu licencia puede ser suspendida o cancelada de manera definitiva. La Ley de Movilidad de la Ciudad de México está facultada para cancelar de forma definitiva estos documentos cuando el titular sea sancionado por segunda vez en el año por conducir en estado de ebriedad.

Asimismo, la licencia se suspende cuando el automovilista cometa alguna infracción de tránsito bajo la influencia de drogas. También se cancela de manera definitiva cuando sea la segunda vez suspensión provisional.

Además, se suspende cuando se compruebe que la información proporcionada para su expedición es falsa. Por último, se cancela cuando el conductor, por impericia o negligencia, cause lesiones que pongan en peligro la vida de los usuarios.

De igual forma, la Semovi suspenderá de seis meses a tres años el uso de la licencia para conducir si el conductor acumula tres infracciones de tránsito en menos de un año. También se suspende provisionalmente cuando el titular haya causado algún daño a terceros sin resarcirlo.

Se suspende por un año cuando el conductor sea sancionado por primera vez por conducir en estado de ebriedad. El automovilista queda obligado a someterse a un tratamiento de combate a las adicciones. En tanto, la licencia se suspende por tres años cuando el titular sea sancionado por segunda ocasión en un periodo mayor a un año, contado a partir de la primera sanción por conducir un vehículo en estado de ebriedad.