Los chipotes son una protuberancia que le sale a las llantas; esto ocurre cuando el neumático ha sufrido constantes golpes en los costados

Resultado de imagen para chipotes en llantas

¿Por qué sucede?

Cuando estrellamos nuestra llanta en los costados ya sea con una banqueta o con cualquier otro elemento, la estructura fibrosa interior del neumático se deteriora y deja que la presión empuje esta área hacia afuera y se formen estos famosos chipotes.

¿Hay algún riesgo?

Aunque un chipote en la llanta pareciera no tener mayor importancia, es bastante grave ya que como anteriormente dijimos, las fibras internas del neumático han cedido y pueden seguirlo haciendo, hasta el punto de hacer estallar la llanta. Puede ser peligroso si el chipote aparece en las llantas delanteras, porque si la llanta estalla podemos perder el control del coche y si vamos a altas velocidades causar un accidente.

¿Qué debo hacer?

Lo primero que se debe hacer es inspeccionar el neumático, si el chipote es pequeño y está en la zona delantera, lo recomendable es pasar la llanta al eje trasero para evitar perder el control en caso de que esta estalle. Por el contrario si el chipote es grande o muy protuberante, lo mejor es cambiar la llanta (si necesitas ayuda o no sabes si tu neumático necesita cambio, puedes contactarnos en https://www.carmotion.com.mx y te brindaremos el asesoramiento necesario) porque es prácticamente inevitable que el neumático estalle y es mejor hacerlo antes que esto suceda. Las altas velocidades, la temperatura del neumático, los baches o volver a estrellar el neumático aumentan las probabilidades que la llanta estalle.

¿Se pueden reparar los chipotes?

Hay personas que afirman que se puede reparar y le mandan a poner parches o aun peor, existe una técnica llamada “seccionado”, quitan la parte de la llanta y la remplazan con un parche y lo vulcanizan, es una práctica sumamente peligrosa y no es recomendable, el perfil de las llantas está compuesto por una malla y al momento de cortar el perfil toda esta malla se va a debilitar y puede llegar a traer consecuencias terribles.

 

Por Andrés López